BABEO



A lo largo del primer año de vida, el babeo es una actividad normal que corresponde a la aparición de la dentición y que se atenúa gradualmente hasta la edad de dos años aproximadamente. 

Durante este periodo, la saliva juega un papel protector de las encías contra los roces provocados por los nuevos dientes. El babeo incontrolado en el bebé se produce porque éste no tiene todavía el control necesario para establecer su cabeza y su tronco de manera que le permita tragar de forma adecuada. El control postural y el control de la cabeza son dos prerrequisitos para el establecimiento de la deglución. 

Dado que el control del babeo se establece alrededor de los dos años y los siguientes cuatro años cabrían dentro de un retraso relativo del desarrollo (KOHEIL et al. 1987), consideraremos como ‘babeo’ el que se produce después de esta edad y lo definiremos como el derrame incontrolado de saliva que se produce por diferentes causas después de los dos años, incrementándose su gravedad en la medida que se incrementa la edad. Generalmente se asocia a trastornos del desarrollo como es el caso de la Parálisis Cerebral Infantil

EJERCICIOS PARA EL CONTROL DEL BABEO

1. Recordarle al niño/a que debe cerrar la boca y tragar la saliva. Esto le ayudará a darse cuenta de la necesidad de tragar.

2. Hacer que el niño/a imite el sonido que hacemos al absorber. Luego recordarle que traque.

3. Emplear una paja para beber líquidos y luego bebidas espesas (helados, batidos). Esto ayuda al niño/a a practicar y ejercitarse en absorber y tragar.

4. Colocar una pequeña cantidad de gelatina seca, refresco, etc. entre el labio inferior y los dientes para que se lo trague.

5. Colocar en los labios miel o mantequilla y animarlo a lamerla.

6. Frotar varias veces con un cepillo duro alrededor de la boca. Cuando el niño/a babee apretar suavemente sobre la nuez para favorecer la deglución, al mismo tiempo que se le dice “traga”.

7. Soplar pelotas de pin-pon o de algodón encima de una mesa, hacer burbujas de jabón, soplar pitos y silbatos, mascar chicles o comer frutos secos, ... y cualquier otro ejercicio que fortalezca la movilidad de los músculos de la boca, labios y lengua.


PROGRAMA INDIVIDUAL DE MASTICACIÓN Y CONTROL DEL BABEO

Ø OBJETIVOS:

1. Adquirir tono suficiente para realizar movimientos de masticación.

2. Facilitar la deglución con maniobras dietéticas adecuadas a la capacidad individual de masticar y deglutir.

3. El alumno/a es capaz de controlar el babeo.


Ø CONTENIDOS.
· MASTICACIÓN:

o Control de la boca cerrada.

o Control de la quijada.

o Actividades de tonificación de los músculos que intervienen en la masticación.

· DEGLUCCIÓN:

o Actividades para la estimulación de los movimientos linguales.

o Actividades de tonificación de la musculatura labial.

o Actividades para la estimulación de la deglución.

· BABEO:

o Técnicas de corrección.

Si deseas más información sobre el babeo descarga aquí


Si deseas el programa de control de babeo y masticación completo. Descarga aquí